Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Historia del periódico Anticristo

Apenas existen referencias a este periódico anarquista de tendencia individualista editado en Andalucía, a diferencia de la fama de su símil catalán La revista blanca. Debido seguramente a su corta trayectoria, solo se pudieron publicar dos números, antes de que las autoridades lo clausurasen. La autoría de este periódico está atribuida al grupo Andalucía Rebelde, que editó el primer número el 31 de marzo de 1906 en La línea de la Concepción (Cádiz) e impreso en Algeciras en la imprenta De A. Roca, lo que da a confusión en muchos casos del origen geográfico de dicha publicación. Su precio era de 5 pts. Fue dirigido por José Rodríguez Romera y administrado por Salvador Rodríguez.

Aunque en su portada no hubiese explicación excesiva del carácter de este periódico, salvo decir que era un periódico anarquista y que se trataba de una publicación quincenal. Aunque ya en el segundo número se vieron en problemas y aparece el 19 de mayo de 1906, por lo que en el segundo número del Anticristo suprimieron de la portada toda referencia a la periocidad, debido a la inseguridad de poder seguir publicando de forma regular.

En un primer lugar el grupo Andalucía rebelde se había planteado editar un periódico bajo el nombre de Aurora, cosa que no sucedió. Retomándose el proyecto bajo el nombre del Anticristo. Fuertemente influenciados por la filosofía de Nietzsche y de Max Stiner. La única colección que se conserva de esta publicación se encuentra depositada en la International Institute of Social History de Amsterdam.

En el primer ejemplar participaron: Salvador Rodríguez (quien ejercía a su vez de administrador del periódico), José Prat, Panglós, Vicente March, A. Herrero y un reportaje de Luis de la Corza sobre una conferencia que dio Vicente March en El Centro Obrero.

En el segundo ejemplar participaron: Salvador Rodríguez, Ahumado Precursor, A. Herrero, F. Rodríguez Cabrera, Panglós y un artículo extraído de la Revista Blanca de Anselmo Lorenzo.

               Es destacable la ausencia de mujeres en la participación del Anticristo, a pesar de que en la época eran numerosas las colaboradoras en las publicaciones anarquistas, es cierto que nunca rebasaban al número de hombres, pero sí era algo común. No en el del Anticristo. Sus autores se caracterizaron por una fuerte labor militante en torno a la publicación en periódicos como el Tierra y Libertad o La revista blanca. De algunos no se tiene apenas información por el uso de pseudónimos como el de Panglós o Ahumado Precursor. Pero si la hay sobre autores como Salvador Rodríguez o Francisco Rodríguez Cabrera. Es muy destacar la historia que hay detrás del Ahumado Precursor, de quien dice el periódico Tierra y Libertad que está detrás un tal J. Julio Fernández, que según nos cuenta Francisco José Fernández, tras una intensa labor anarquista y sindicalista se enrola en 1934 en las filas falangistas siendo conferenciante de sus aulas y escritor en sus medios (La Unión, fundado en 1918 en Sevilla y clausurado en 1932 por su apoyo al golpe de Sanjurjo). Por otro lado, Iñiguez nos cuenta sobre Salvador Rodríguez que fue el más participe influyente del Anticristo, el cual a su vez militaba en el grupo anarquista El retoño anárquico que firmó un artículo publicado en El rebelde de Madrid en apoyo a Joaquín Miguel y Artal en su magnicidio contra Maura (que fue llamado “carne de Angiolillo” por Vicenç Blasco Ibáñez en el periódico El pueblo). De Francisco Rodríguez Cabrera podemos decir que fue un trabajador del ayuntamiento de Málaga asesinado por los fascistas en 1937. También es colaborador de las revistas Liberación y La revista blanca. En sus artículos del Anticristo fue el exponen modélico del individualismo y el anarco-nietzscheanismo.  

               El individualismo expresado en El Anticristo está de sobra alejado de la concepción liberal que lo reflexiona como un ente enfrentado al conjunto. Lo expone como el potencial de desarrollo de la persona sin entrar en conflicto con el resto de personas o conjunto de estas. Concibe la posibilidad de que haya personas más avanzadas que otras y que tengan la necesidad de alzarse sobre la sociedad, oponiéndose a la solidaridad que promulga el anarquismo clásico por ser responsable en parte de la represión del Estado o de los grupos de poder. Es así como uno de los ejes para realizar el cambio personal es la erradicación de la solidaridad y la caridad, potenciando la renuncia de los valores morales de aquellos que siguen al rebaño y seguir a aquellos que ayuden al desarrollo individual. Para muchos de estos anarcoindividualista, la idea de crear una moral independiente de las circunstancias temporales resultó atractiva. El propio Nietzsche fue un pensador al que se le pudo etiquetar de anti-humanista, por cortar con el legado filosófico de racionalismo y el humanismo que venía practicándose en occidente desde el Renacimiento. Esto influyó a muchos anarquistas de entonces en su concepción de rechazo a la sociedad como medio justo de protección del débil, su anticlericalismo o la creación de un nuevo individuo a través de su propia voluntad de poder, como símil de ejercicio de su propia libertad. Se acepta de forma desenfrenada al desarrollo del individuo, en muchos casos, sin medir las consecuencias de a quién pueda arrastrar, incluso de forma involuntaria. Por el hecho de que esas “victimas” que no conocen “la verdad” no nos merecedoras de lástima o ayuda. La propagación de esta inercia tiene que servir, no para generar un movimiento, sino una asimilación de cada persona para su propio desarrollo con el menor número de obstáculos por parte de la sociedad. Esforzándose porque ni el Estado ni grupos de poder influyan en el desarrollo del Yo.

Bibliografía:

  • Enciclopedia histórica del anarquismo español. Miguel Íñiguez.
  • La ideología política del anarquismo español. J. Álvarez Junco.
  • Nietzcheanismo y anarquismo en el periódico Anticristo. Francisco José Fernández.  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: