Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Malatesta. Pensamiento y acción revolucionarios.

Portada del libro

Quiero empezar haciendo referencia a este libro, por la influencia que tuvo sobre mi pensamiento y forma de concebir las ideas anarquistas. Errico Malatesta fue el último de los clásicos pensadores del anarquismo moderno. Abrió su concepción desde el posmaterialismo, superando el positivismo de quien fue su maestro, el príncipe Priot Kropotkin, del que más tarde se distanció ideológicamente tras el apoyo del ruso al bando de Inglaterra y Francia en la Primera Guerra Mundial, dicha fractura se plasmó en «el manifiesto de los dieciséis».

Contraportada y sinopsis

La edición que tengo en casa es la de Utopía libertaria ediciones, concebida en 2002 en Argentina. Los integrantes de esta editorial ubicada en Buenos Aires, provenían de la revista Utopía. El precedente se sitúa en la década de los 70, con la Editorial Proyección, de diferentes tendencias anarquistas en su seno. Previamente a esa experiencia, existió otro precedente, de alguna forma en espejo con lo que se propone Utopía Libertaria: los libros que, en los años 40 y 50, editaba Americalee (la editorial de América Scarfó) salían de la misma imprenta en tiradas paralelas, con los sellos de otras dos editoriales afines: la editorial La Obra, relacionada con el grupo “La Antorcha” y la editorial TUPAC, de la Biblioteca Popular José Ingenieros.

Vernon Richards fue un anarquista anglo-italiano compañero de Marie Louise Berneri. Lucho contra el fascio italiano de Mussolini cuando fue detenido en París y extraditado posteriormente a Francia, donde prosiguió con su activismo cultural como editor de la revista Freedom en 1945. Objetor de conciencia en la II guerra mundial, apoyó la resistencia en Francia.

De esta obra me influyeron los capítulos 5 y 6, el tema de la violencia desde una perspectiva anarquista y dentro del movimiento anarquista. Ya que considero que el resto de capítulos están más y mejor desarrollados en otros pensadores, aunque considero que Malatesta terminó de pulir todos ellos. La lectura que hice de ambos capítulos es la relación violenta que se da entre los enemigos de clase, cuestión inevitable y natural por naturaleza. Malatesta destacaba que los anarquistas están en contra de la violencia y que su intención es eliminar la violencia de la vida social «La violencia sólo es justificable cuando resulta necesaria para defenderse a sí mismo y a los demás contra la violencia. Donde cesa la necesidad comienza el delito… El esclavo está siempre en estado de legítima defensa y, por lo tanto, su violencia contra el patrón, contra el opresor, es siempre moralmente justificable y sólo debe regularse por el criterio de la utilidad y de la economía del esfuerzo humano y de los sufrimientos humanos». Daba así un enfoque material de la lucha, es decir, esta tenía que ser una lucha física, ya que la burguesía no se dejaría expropiar sin más, por lo que se tendría que utilizar la fuerza para ello, aunque se sintiese amargura por tener que recurrir a este tipo de métodos. Propone que un régimen que se impone y sostiene mediante la violencia, tiene que ser abatido con métodos violentos de forma correspondiente y proporcional. Proponía la violencia como acto de legítima defensa. Pensaba que recurrir a la legalidad era un absurdo, ya que era el mecanismo que la burguesía utilizaba para defender sus privilegios, por lo que apostaba por la insurrección y la revolución social.

Ante su rechazo instintivo de la violencia, como un mal al que tener que recurrir contra su voluntad, fue tildado de Tolstoysta, acusación que se encargó de aclarar afirmando que la filosofía anarco cristiana del León Tolstoy respondía a un misticismo que negaba los instintos del ser humano y sus deberes sociales. Capaz de asumir todos los sufrimientos que se le impusiesen para mantener intactos son valores morales, siendo estos egoístas por permitir que esos mismos sufrimientos fuesen impuestos a terceras personas, nos lo dejaba claro de la siguiente manera «Es curioso observar cómo los terroristas y los tolstoystas, justamente porque unos y otros son místicos, llegan a consecuencias prácticas casi iguales. Aquéllos no dudarían en destruir a media humanidad con tal de hacer triunfar la idea; estos dejarían que toda la humanidad permaneciese bajo el peso de los más grandes sufrimientos más bien que violar un principio».

En el caso de los atentados anarquistas Malatesta se posicionaba en contra de las insurrecciones armadas inoportunas o de aquellos actos individuales que choque contra el sentir popular. Pero sí defendía estos actos si tenían una pretensión revolucionaria y liberadora, reservándose el derecho a castigar pero no bajo la premisa de la venganza. Veía el atentado individual, como el de Gaetano Bresci, como un acto alejado de la voluntad de popular que incluso podía dañar a la idea por la cual se guiaba, el anarquismo. No se trataba solamente de matar a un rey, sino de matar a todos los reyes, es decir, de acabar con la monarquía como estructura, no a un monarca en concreto. Malatesta acaba este capítulo de la siguiente forma «Existen, y existirán siempre mientras duren las actuales condiciones y el ambiente de violencia en que vivimos, hombres generosos, rebeldes, supersensibles, pero privados de reflexión suficiente, que en determinadas circunstancias son pasibles de dejarse arrastrar por la pasión y sestar golpes a ciegas».

La figura de Malatesta sale reseñada en el capítulo Sobre la diversidad de estrategias en la práctica revolucionaria.

Para finalizar esta entrada recomiendo encarecidamente, y con el fin de completar esta pequeñísima introducción a la obra de Errico Malatesta, visionar el siguiente documental:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: